miércoles, 7 de julio de 2010

The Rolling Stones


Ayer continuando con mi despilfarro vacacional me di un paseito por la Fnac con mi amigo Mikelo, de paso sufrimos en nuestras carnes lo que nos deparo el día de ayer en cuestión calurosa... Que asco da el verano en Valencia por ese calor húmedo y pegajoso que te invitan a estar siempre debajo de la ducha.
Quiero un trabajo que me traslade 3 meses al Norte, véase Asturias, Cantabria, Galicia, Pais Vasco o Pirineos, si alguien o mejor alguna tiene una casita para acogerme en su regazo lo podemos negociar. Todo hay que decirlo, el veranito también tiene sus cosas buenas, y en Valencia cosas dulces y bonitas tenemos muchas jejeje

Bueno, dejando temas calenturientos aparte, pues ayer hice 2 compras, una de ellas es el nuevo disco de The Black Keys, Brothers. Los tengo todos y este no iba a ser menos, de momento no tengo una opinión formada sobre el mismo ya que mi abandono musical en este ultimo tiempo ha sido mucho(Me va a costar ponerme al día, buff).

La otra y principal compra fue algo que me da hasta verguenza nombrar y mas en tiempos de crisis en la que mucha gente no trabaja, por no nombrar cosas peores... El menda se dejo 120 euros en la reedicion del Exile on main street (Otra prueba mas de la hipocresía de la sociedad moderna y consumista entre la que me incluyo. Que bonito es decir que buenos y solidarios somos cuando somos todos igual de capitalistas y consumistas). Pues que le vamos hacer no soy perfecto, yo no, pero el Exile si... y esta reedicion merecía la pena tal desembolso.

Recuerdo cuando compre este disco en vinilo ya hace algunos lustros, que dentro de mi incultura musical por aquel entonces lo deje aparcado porque hice la clásica reflexión "que mierda disco no sale ninguna canción conocida" (Cosas de críos, yo no crecí escuchando jazz ni música clásica), es lo que tiene la adolescencia. Por suerte la fui dejando aparcada poco a poco y un día como otro cualquiera se me ocurrió poner el artefacto a dar vueltas y entonces cuando ya tenia un gusto mas maduro me dije, "coño como he tenido esta obra maestra aparcada entre el polvo", pues así fue, es como si tuvieras un amor al que estas predestinado y aun teniéndolo delante de tus morros no lo sabes ver, hasta que te das cuenta de como has perdido tanto el tiempo, pues nunca es tarde para el amor queridos/as.

Seria muy difícil de describir este disco brevemente porque tiene tantos matices, tantos palos, tanto gusto y tanto feeling que tendríamos que desgranar canción por canción. Lamento deciros que no lo voy hacer (De lo que muchos se alegraran) porque no me gusta enrollarme con pajas mentales, simplemente decir que el EXILE lo es todo, es el rock and roll, es los Stones, es la historia, es la biblia...

Stop breaking down



Let it loose